viernes, 23 de marzo de 2007

Quietud


Al final..., llegar a algún lugar y despojarme de la tiranía de esa inestabilidad que recorre mi ser. Como la hoja que cae de la rama del árbol, causa de la naturaleza, su tayo se resquebraja delicadamente, se desprende de una parte de si misma para caer..., lentamente... hacia un lado, hacia el otro, como un péndulo. Capaz de sentir la brisa que acompaña el momento pero sin ofrecerle el aliento suficiente para afrontar su desarraigo. Mantenida, suspendida en medio de .... una atmosfera que la asfíxia.. sin llegar a ningun destino. Horizonte oscuro, linde lejano.

3 comentarios:

Arteneus... dijo...

Me encantó este post Sandra...tu forma de escribir...y la fotografía refleja a la perfección esa "palabra"...
(creo que soy una enganchada de la quietud...)
gracias por tu coment...
y "recordaré" siempre lo que me has dicho...lo mantendré a flote...jejeje...

un saludo desde el sur...

alvaro dijo...

...que paz... que suave he caido... no senti el golpe...
abrazos largos...
paz y calma

elangeldelasmilvioletas dijo...

me gusta la esencia de este blog...felicidades